Percha Hombre al Agua

Existen tres familias de chalecos salvavidas (Percha Hombre al Agua): 50, 100 y 150 N. Cada una de ellas se define  por la flotabilidad del chaleco (calculada para una persona de 70 kg) y expresada en Newton.El chaleco salvavidas es ahora un equipo personal que se lleva consigo en el mar. Porque elegirás un modelo adaptado a tu morfología, no demasiado pesado y que no te molesta en tus movimientos. Te entrenarás en ponerte rápidamente tu chaleco salvavidas y te familiarizarás con su mantenimiento. Al mismo tiempo que la compra del chaleco salvavidas, piensa en equiparte de línea de vida y arnés. Estarás así preparado para cualquier situación.

Tipos de Chalecos Percha IOR Plastimo:

  • Chalecos de 50 N:Los chalecos salvavidas de 50 Newtons están dirigidos para personas que saben nadar bien ya que son solamente una ayuda a la flotabilidad y solo se recomiendan para su uso en aguas interiores, tranquilas o protegidas y para la práctica de actividades náuticas deportivas como vela ligera, kayak o esquí náutico ya que tras una caída practicando estos deportes su uso permite poder regresar a nado hacia su embarcación.
  • Chalecos de 100 N:Los chalecos salvavidas de 100 Newtons tienen una flotabilidad de 10 Kg y permiten mantener a flote a una persona que no sepa nadar. Este tipo de chalecos no son capaces de mantener a un náufrago boca arriba en el caso de que haya caído al mar inconsciente.
  • Chalecos de 150 N:Los chalecos salvavidas de 150 N son los que más se utilizan en náutica de recreo y son los necesarios para barcos que naveguen en alta mar y en navegación costera. Los chalecos salvavidas de 150 N están homologados para las zonas de navegación 2, 3 y 4. Tienen una flotabilidad mínima de 15 kg y permiten voltear y mantener boca arriba a una persona inconsciente.
  • Chalecos de 275 N:Los chalecos de 275 N son el tipo de chaleco homologado para navegar en la zona de navegación 1, es decir, para navegación de altura u oceánica y en condiciones duras y llevando ropa de protección pesada. Está también destinado a trabajadores de plataformas petrolíferas y debido a su voluminosidad  una vez inflado dificultan más el movimiento.
  • Chalecos de inflado automático:Los chalecos salvavidas de inflado automático funcionan gracias a unas botellas a presión de dióxido de carbono (CO2). Este gas se libera automáticamente tras su contacto con el agua o bien de forma manual tirando de una palanca que agujerea la botella y libera todo su gas.